fbpx

Noticias

De acuerdo a Reinaldo Gleisner, experto inmobiliario del Área de Brokerage de Colliers International, ante la pregunta de cuál es el mejor momento para comprar una propiedad, la respuesta es: “Ayer, y si ya no lo hiciste, hoy”.

Al analizar la evolución de los precios de las viviendas durante los últimos 10 años, comprobamos que éstos se han duplicado. El aumento de los precios en la Región Metropolitana obedece a que existe más demanda por vivienda, debido a una evolución socioeconómica, que se ha dado principalmente por el crecimiento de los ingresos personales, mayor llegada de extranjeros a vivir al país y cambio en los patrones familiares (menor número de hijos y mayor número de familias monoparentales).

Si bien hemos pasado por períodos de deterioro económico, la tendencia es un aumento del poder adquisitivo y con ello, un incremento en el estándar exigido de la vivienda. Personas que vivían como allegados ahora pueden independizarse; trabajadores o profesionales que debían alojarse en piezas, hoy pueden acceder a comprar o arrendar un departamento.

La tendencia al alza en el valor de los inmuebles se mantendrá, influenciada por la mayor demanda de vivienda y la extensión del Metro. Si se tiene dinero ahorrado para dar un pie y acceso a obtener un crédito hipotecario, es una muy buena opción comprar una propiedad.

De acuerdo a Gleisner, para rentabilizar al máximo el dinero, es importante tener claro qué tipo de inmuebles son los más convenientes como inversión y en qué comuna existe mayor demanda por vivienda. Esto, pensando en que se invertirá en una propiedad para arrendarla y pagar el dividendo con el dinero que se reciba del arriendo, o para habitarla y obtener una ganancia por la plusvalía que generará con los años.

“Es fundamental optar por un sector de alta densidad de viviendas y baja vacancia, pensando que en el futuro lo más probable es que pondremos el departamento a la venta o en arriendo. La factibilidad de arriendo, que refleja demanda en el sector, incidirá en una mejor reventa. Hoy en día una rentabilidad atractiva es que el canon anual sea mayor al 6% del valor del departamento. Una buena ubicación, implica siempre una buena conectividad. En Santiago la cercanía al Metro es reflejo de buena conectividad.

De acuerdo al reporte de mercado residencial correspondiente al segundo trimestre de 2018 realizado por Colliers International, las 5 comunas que presentaron las mayores ventas de departamentos de la Región Metropolitana fueron:

  1. San Miguel, con un 24% de participación en las ventas
  2. Estación Central, con un 15%
  3. Ñuñoa, con 11%
  4. Santiago Centro con 9%
  5. La Florida, con 7%

“Todas estas comunas destacan por tener una ubicación céntrica, con acceso al Metro y equipadas con diversos tipos de servicios. Poseen precios por M2 más accesibles que otras comunas del sector oriente como Las Condes, Providencia y Vitacura. Y presentan una buena oferta de departamentos, gracias a que las inmobiliarias han respondido muy bien a la demanda por vivienda en estas comunas, desarrollando diversos proyectos de gran calidad y diseño”, recalca Reinaldo Gleisner.

¿Qué tipo de inmueble es más rentable?

“Si la finalidad es comprar para arrendar y obtener ganancias por la valorización de la propiedad, lo más conveniente es un departamento de baja superficie, tipo estudio, 1 o 2 dormitorios, de máximo 50 m2. Esto, debido a que existe una mayor demanda por arriendo de departamentos pequeños. Se arriendan más rápido y se obtiene un mayor canon relativo en comparación con el precio de compra, es decir, se obtiene una mayor rentabilidad por M2. Por otra parte, los costos de mantención y administración en que debe incurrir el propietario son menores. De acuerdo a cifras del área de Estudios de Colliers International, las viviendas bajo 50 m2 representan el 49% de las ventas correspondientes al segundo trimestre de 2018. Los departamentos pequeños en comunas céntricas lideran las preferencias tanto al momento de comprar como de arrendar una propiedad”, explica el experto inmobiliario.

fuente: Reinaldo Gleisner, consultor del Área de Brokerage de Colliers International.